"Nuestro servicio, atención y dedicación a nuestros clientes van más alla de nuestras fronteras.."

 

Seguro Social

   El Seguro Social quiere asegurarse de que todas las personas elegibles para beneficios de Seguro Social los reciban. Revisamos cuidadosamente todos los datos que tenemos antes de decidir si alguien debe recibir Seguro Social.

   Si decidimos que no debe recibir beneficios de Seguro Social, o si no está de acuerdo con nuestra decisión porque fue parcialmente favorable, usted puede apelar nuestra decisión. Esto significa que puede pedirnos que revisemos su caso nuevamente.

   Cuando pide una apelación, revisamos la decisión completa no sólo las partes con las que usted no esta de acuerdo. Si nuestra decisión no fue correcta, la cambiaremos.

   Aqui encontrará información sobre el proceso de apelaciones y cómo usarla para asegurarse de que la decisión en su caso es correcta. Hay cuatro niveles de apelación. Si no está satisfecho con la decisión en un nivel, puede apelar al próximo. Los niveles son (1) reconsideración, (2) audiencia, (3) revisión por el Consejo de Apelaciones, y (4) revisión por una corte federal.

   Cuando le enviamos unba carta sobre la decisión en su caso, le indicamos cómo apelar la desición.

Cuándo y cómo apelar

   Lo más importante que debe recordar sobre apelaciones es el tiempo limitado que tiene para avisarnos que desea apelar una decisión. Generalmente, tiene 60 días desde la fecha en que recibe la carta sobre la decisión en su caso para pedir apelación. Asumimos que recibe la carta en cinco días después de la fecha que lleva a menos que pueda provar que la recibió más tarde.

   Cuando quiera apelar una decisión, debe hacer la petición por escrito. Usted puede obtener el formulario de apelación en el Seguro Social o puede enviarnos una nota firmada con su número de Seguro Social y su número de reclamación declarando que quiere apelar la decisión de su caso.

Su derecho a representación

   Aunque muchas personas hacen sus apelaciones con ayuda del Seguro Social, otras buscan a alguien que les ayude o los "represente". El representante puede ser un abogado, u otra persona que le conozca y entienda el programa de Seguro Social. Trabajamos con su representante de la misma manera que trabajando con usted. Su representante puede actuar por usted en la mayoría de los asuntos de Seguro Social y recibirá una copia de cualquier decisión que hagamos en su reclamación.

   Su representante no puede cobrar o recaudar un honorario sin antes recibir la aprobación escrita del Seguro Social. Si desea más información sobre cómo tener un representante, lláamenos. Podemos darle una hoja informativa llamada Seguro Social y su derecho a representación. (publicación núm. 05-10975).

Reconsideración

   Una reconsideración es la revisión completa de su reclamación hecha por alguien que no participó en la primera decisión. Revisamos todas las pruebas incluidas en la decisión inicial más las que represente ahora.

   Después de hacer la reconcideración, le enviaremos una carta explicándole la decisión.

Audiencia

   Si usted no está de acuerdo con el resultado de la reconsideración, puede pedir una audiencia. La audiencia es presidida por un juez de derecho administrativo que no participó en la decisión inicialni en la reconsideración de su caso.

   La audiencia generalmente tiene lugar a menos de 75 millas de su casa. El juez de derecho administrativo le notifica la hora y lugar de la audiencia.

   Antes de celebrar la audiencia, podemos pedirle más pruebas, aclaraciones o información sobre su reclamación. Usted debe darnos esa información lo más pronto posible.

   Usted y su representante, si tiene uno, deben asistir a la audiencia y explicar su caso en persona. Usted puede revisar la información en su expediente y presentar nueva información.

   El juez de derecho administrativo le hará preguntas a usted y a cualquier testigo que traiga a la audiencia. Usted, o su representante, también pueden hacerle preguntas a los testigos.

   Por lo general es beneficioso que asista a la audiencia. Si no desea asistir, debe notificarlo por escrito. Si no puede asistir la audiencia por motivos de salud. debe avisarnos y haremos otros arreglos para su audiencia. A menos que el juez de derecho administrativo considere que su presencia sea necesaria para decidir el caso y requiera su presencia, no tendrá que asistir. El juez toma la decisión basándose en la información de su caso, incluyendo cualquier información nueva que usted proporcione.

   Cuando el juez de derecho administrativo haga su decisión, le enviaremos un aviso y una copia de la decisión.

Revisión por el consejo de apelaciones

  Si no está de acuerdo con la decisión de la audiencia, puede pedir una revisión por el Consejo de Apelaciones de Seguro Social.

   El Consejo de Apelacaiones revisa todas las solicitudes de revisión, pero puede denegar una solicitud si considera que la decisión de la audiencia fue correcta. Si el Consejo de Apelaciones decide revisar su caso, hará una decisión sobre su caso o lo devolverá al juez de derecho administrativo para una revisión más a fondo.

   Si el Consejo de Apelaciones deniega su petición de revisión, usted recibirá una carta explicándole la razón. Si el Consejo de Apelaciones devuelve su caso al juez de derecho administrativo, le enviaremos una carta a usted y una copia de la orden del juez.

Corte federal

   Si aún no está de acuerdo con la decisión del Consejo de Apelaciones o si el Consejo decide no revisar su caso, usted puede iniciar un proceso en la corte del distrito federal.

La importancia de los límites de tiempo

   Si usted no apela dentro del límite de tiempo de 60 días, puede perder su derecho de apelación y la última decisión se considera final. Por ejemplo, si usted no pide una reconsideración dentro de 60 días, puede perder el derecho a que su caso sea reconsiderado y no podrá tener una audiencia.

   Si tiene una buena razón para no apelar su caso dentro del límite de tiempo, podremos darle una extensión. Una petición para una extensión de tiempo debe hacerse por escrito, especificando la razón para la demora.

   Cuando el último día de tiempo es sábado, domingo o día festivo a nacional, el límite de tiempo termina el próximo día de trabajo.